Misiones

“Pero cuando venga sobre ustedes el Espíritu Santo recibirán poder, y serán mis testigos en Jerusalén, en Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”                                                                                                                                      Hechos 1:8 (RCV)

La meta es no ser un ministerio más, sino tener un grupo que promueva que las misiones fluyan en toda la iglesia e influya en cada parte de ella. En los servidores, en los niños, en los jóvenes, en el ministerios caballeros y damas y en la iglesia en general. Creemos que nuestro campo misionero no solo es salir a otros lugares o países exclusivamente, es también, el lugar que nos rodea. Somos potenciales misioneros en el lugar en el que el Señor nos ha puesto. En el trabajo, la universidad, etc, podemos también compartir las buenas nuevas del evangelio y testificar de lo que Jesús a hecho por nosotros.