ALABANZA Y ADORACIÓN

“Todo lo que respire, alabe al Señor¨

Salmos 150: 6

Adoración en espíritu y en verdad

Cuando meditamos acerca de las obras de Dios y de su carácter,  lo que Él nos da en su gracia y en su misericordia, podemos contemplar y reconocer su Majestad. Nos hace conscientes de nuestra condición delante de Él. 

 

Si bien es cierto que, cuando le cantamos y adoramos en reconocimiento de su amor con corazón agradecido; también es cierto que vivir de acuerdo a su Palabra hará de nuestra alabanza y de nosotros mismos, un eficaz instrumento espiritual para sus propósitos. 

Alabanza y Adoración

¿Cómo no estar agradecidos con Dios? Aunque no podemos pagar lo que hace por nosotros, bendecimos Su Majestad y Señorío.